Ir al contenido principal

¿Será en el Océano Pacífico la Tercera Guerra Mundial?


El centro de los problemas mundiales se ha venido desplazando hacia el Norte del Océano Pacífico, donde se encuentran presentes las grandes potencias del Siglo XXI: los Estados Unidos, China, Rusia, Japón, Corea.

La tensión entre estas potencias ha aumentado desde que corea del Norte lanzó varios mísiles nucleares. La Cumbre de Singapur, entre el presidente Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim-Jong un, celebrada el mes de junio, no parece hasta hpoy que haya surtido efectos y la desnuclearización de Corea del Norte sigue siendo una promesa.

La batalla comercial entre los Estados Unidos y China es “una amenaza” para el Pacífico y para el mundo, ha dicho Pekín. Le apoyan los rusos que también se han visto castigados por las restricciones comerciales con los Estados Unidos a causa de la intervención rusa en el envenenamiento de espías en Gran Bretaña.

Ahora, Estados Unidos critica el apoyo dado por China a Corea del Norte para no llevar a cabo la desnuclearización. Y al mismo tiempo Corea del Sur y Japón critican la política de los Estados Unidos en los países del Pacífico y por desatender sus intereses, especialmente en materia de seguridad.

Pero la noticia fuerte ha venido de Moscú: el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, ha anunciado a bombo y platillo que el Kremlin ha decidido celebrar las mayores maniobras militares, después de la caída del Muro de Berlín. Las maniobras serán en la zona del Pacífico, y en ellas participarán unidades del Ejército de China y de Mongolia. Tendrán lugar entre el 11 y el 15 de septiembre próximos.

Es evidente que Rusia, con una crisis económica importante, quiera hacerse ver y respetar entre las grandes potencias en la zona del Pacífico. Las anteriores grandes maniobras de Rusia las organizó el Ejército Rojo de la Unión Soviética en Europa, en 1981, durante la guerra fría, hace casi 40 años y se las llamó Occidente-81. Esta vez se llaman Oriente-2018. Habrá muchos satélites artificiales y radares que controlen el alcance y éxito de estas maniobras, por parte de los Estados Unidos y Japón.
Intervendrán en estas maniobras más de 1.000 aviones y helicópteros, 300.000 efectivos, más de 36.000 vehículos militares (entre tanques, vehículos blindados, de transporte…), dos flotas rusas, etc. La participación de China no es muy grande, pero es indicativo que estas dos potencias mantienen lazos de colaboración en seguridad y defensa, y además defienden a Corea del Norte.

La participación de Mongolia es testimonial. Como se dice siempre en estos casos, las maniobras no van contra “terceros países”, dijo un portavoz del Ministerio de Defensa de China, sino que sirven para mostrar la capacidad de cooperación entre China y Rusia.

El gobierno del Japón ha manifestado ya su “preocupación” por estas grandes maniobras, y los Estados Unidos, por medio del portavoz interino de la OTAN, Dylan White, manifestaron que “seguirán con atención” las maniobras, las cuales demuestran el interés de Moscú de incrementar su gasto en seguridad y defensa. Moscú ha puesto ya en evidencia su belicosidad con las repúblicas fronterizas, como los países Bálticos, Ucrania (apoyo a los secesionistas) y Georgia.

Unas maniobras, por grandes que sean, no son nunca una guerra, pero quieren demostrar a las otras potencias su poderío militar, y en este caso se demuestran que Rusia y China quieren seguir por la senda de aumentar su gasto militar. De momento, China ya tiene una base militar naval en el exterior, en Yibuti, pequeño país situado en el cuerno de África, frente al Yemen.
En Rusia se ha criticado, por parte de la oposición, que Vladimir Putin gaste millones en maniobras militares y desatienda las necesidades perentorias de su pueblo.

Entonces, ¿será en el Océano Pacífico el escenario de la Tercera Guerra Mundial? Está claro que el Atlántico ya no es el escenario, ni Europa. La tensión se centra ahora en el Pacífico, y siempre por intereses contrapuestos y egoísmos de poderío y hegemonía.

Comentarios

entradas populares

Carta abierta a SAR Leonor de Borbón (pedir disculpas)

AltezaReal:
Siempre he mirado con una cierta ternura su presencia en público, con su sonrisa inocente, dócil a sus padres, los Reyes de España, que sin duda ha cautivado a muchos españoles.
Al ver a Su Alteza, pienso en las dificultades que deberá afrontar en el presente y en el futuro. Porque un Príncipe nace Príncipe (o Princesa). No puede elegir su oficio, ni su rango, ni… tantas otras cosas. Debe amoldarse a su destino de futura Reina de su pueblo.
Un día, no hace mucho, os vi Eleonor, rodeada de muchos niños españoles de su edad y de 
distinta condición, incluso de distinta lengua y lugar. Dijeron que era para que se viera que Su Alteza se mezclaba con el pueblo, con los niños de su edad.

Permítame, sin embargo, una crítica a Su Alteza Real, en un día tan señalado –para los católicos--- como la fiesta de Pascua, fiesta de la Resurrección de Jesús, en Palma de Mallorca. Asistieron a la Misa Pascual toda la Familia Real: los Reyes, sus padres, Felipe VI y Letizia, los Reyes Eméritos, s…

¿Por qué el Rey no recibió a Carme Forcadell? Las claves

El rey Felipe VI no recibió a la presidenta del Parlament de Catalunya cuando fue elegido Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat. ¿Por qué? Según me han explicado distintas fuentes conocedoras del tema, la actitud del Rey se debe a que quiere ser consecuente con los que juró hace año y medio, fecha en que se da por terminado el periodo de la transición política española de la dictadura a la democracia.
Algunos, con escasa fortuna, han atribuido la actitud del Rey a que aquel día se celebraba el juicio en el que está procesada su hermana la infanta Cristina. Nada de eso. El Rey no ha movido agenda por el caso Cristina de Borbón.
La audiencia real a la presidenta del Parlament, no es preceptiva, pues el Rey en el caso del nombramiento de Presidente de la Generalitat, simplemente debe estampar su firma, sancionar el nombramiento. En tres ocasiones el Rey (en este caso el rey Juan Carlos) recibió a los presidentes del Parlament de Esquerra Republicana, como el caso de Herib…

Sánchez, Rajoy, el PNV y…. España

A Pedro Sánchez le salió bien la moción de censura… sin pensarlo. Lo dijo su número dos José Luis Ábalos: “no esperábamos que la moción de censura terminara en esto”. Por lo tanto, es normal que Sánchez tarde un poco en hacer gobierno, pues no estaba preparado.
Por la misma razón, porque ganó sin pensarlo, no hay “pactos secretos” con los independentistas catalanes, ni con Podemos. Estos le dieron un cheque en blanco a cambio de echar a Mariano Rajoy del poder y abrir diálogos. Pero diálogos no son promesas. ¿Fue un cheque el banco? Casi. Salvo con el PNV: puso dos condiciones principales: mantener los presupuestos (que suponen inversiones de 540 millones de euros para el País Vasco) y no convocar elecciones de inmediato (miedo a Ciudadanos), y además consiguieron ser llamados “aliados preferentes” por Pedro Sánchez.

El pánico de Ciudadanos –ya lo hemos dicho varias veces—es que se vuelva al bipartidismo, con alternancias de gobierno del PSOE y del PP y con el apoyo de las minorías …