Ir al contenido principal

1 de Octubre: siguen en pie la disturbios


                En la conmemoración del aniversario del 1 de Octubre, en que en Catalunya se celebró una votación ilegal alterada por la policía, siguieron los alborotos, los disturbios, la kale borroka. Dicen que son CDR (Comités de Defensa de la República), pero había abuelos, gente de la media edad y muchos estrudiantes gritando no ya contra la policía española y España, sino también contra los mossos d’esquadra que protagonizaron el domingo una carga policial --criticada por muchos—contra los independentistas de los CDR.

                El 1-O no fue una jornada para recordar, ni para unos ni para otros. Hoy Catalunya sigue teniendo el mismo marco legal que hace 10 años (Constitución y Estatut). Es más -siempre en un mundo de paradojas—el gobierno catalán, al mando de Quim Torra (ya no esconde que actúa en nombre de Carles Puigemont) pide al gobierno de Madrid la celebración de un referéndum legal, acordado entre las partes. Si es válida la votación del 1-O, ¿por qué se pide otro referéndum?

                En realidad, el 1-O sirvió para que los independentistas se contaran a sí mismos. Nadie fuera de ellos dio validez a esa votación, ni siquiera los observadores internacionales que asistieron al referéndum. La portavoz del Gobierno Sánchez ha dicho que la actuación de la Policía y la Guardia Civil hace un año fue “un error político”, al margen de si los heridos fueran tantos o cuantos.

                Hoy Torra se ha descolgado, en el acto oficial de “celebración” del 1-0, animando a los CDR diciendo: “¡hacéis bien en apretar!”. Fue aplaudido por todo el gobierno y por el presidente del Parlament. No vamos bien.
                
                El gobierno de Sánchez minimiza lo que ha pasado en Catalunya: cortes del Ave en Tarragona y Girona; cortes en las vías de tren, en carreteras y autopistas, gritos y jaleo ante la Bolsa, ante el Banco de España, ante “la Caixa”, etc.

               Ante esta situación, la oposición al gobierno (PP y Ciudadanos) pide que aplique el artículo 155 de la Constitución e intervenga la autonomía, el Parlamento catalán sigue sin celebrar plenos, sigue cerrado al debate político a causa de que los presos y fugados siguen teniendo acta de diputados. No hay plenos. No ha debate sobre la política general, que se celebraba todos los años por estas fechas. Hay reuniones de comisiones, pero no pasan de ahí sus dictámenes porque no pueden ir al pleno.

Y mientras tanto Quim Torra solo se dedica a soflamas y a celebraciones identitarias y de matiz soberanista. ¿Habrá presupuestos para el 2019? No se sabe.

                Hay poco que celebrar en Catalunya. Los independentistas ven que el gobierno de Sánchez abrió un diálogo, pero no se ha convertido en hechos: los presos siguen en la cárcel, los que se fueron al extranjero siguen ahí, y de referéndum pactado, nada de nada.

Hasta Urkullu, presidente del País Vasco, intervino en favor de un gesto para la excarceración de los presos ¿Han de seguir estando en la cárcel provisional hasta el juicio? Muchos creen que no, y el gobierno dice que es una decisión de los jueces. Total, una situación de bloqueo. La situación no está para convertir en un estigma el 1-O.

Comentarios

entradas populares

El acoso al papa Francisco

El papa Francisco está recibiendo desde hace un tiempo un acoso muy fuerte que procede en gran parte de dentro de la Iglesia misma, aunque no están exentas algunas autoridades civiles disconformes con su pontificado.
En efecto, el Papa ha defendido la Creación, la Tierra, de los abusos que recibe (ecología) por parte de gobiernos, empresas y personas; ha defendido a la familia nada menos que en dos sínodos mundiales. Ha decretado “tolerancia cero” ante los abusos sexuales por parte de sacerdotes y eclesiásticos tras los escándalos de Estados Unidos, Irlanda, Chile, Australia y algún otro país en los últimos 70 años, pidiendo perdón y calificándolos de “crimen horrendo”. A destacar que la inmensa mayoría de los escándalos son por homosexualidad, a juzgar por las víctimas que son de sexo masculino (por lo tanto, el problema no es el celibato).
También el papa Francisco ha puesto en orden el Banco del Vaticano (el IOR) y ha enviado sacerdotes de la Curia de Roma a sus diócesis, aplicand…

En las 11 elecciones del 2019 ¿habrá tantos cambios como en 2018 en el mundo?

En el año 2019 habrá 11 elecciones en otros tantos países, de los cuales 5 son de América Latina. Y cabe preguntarse ¿habrá tantos cambios como se produjeron el año 2018 como en Brasil y México? No cuentan las elecciones de Cuba y Venezuela que parece se celebran para que todo siga igual. Hoy, en los albores del año 2019, no podemos predecir los resultados y solo señalaremos lo que dicen las encuestas. Buena parte de estas elecciones se celebran, además, en otoño y de aquí a otoño pueden pasar muchas cosas y romper las encuestas.
Vamos a ver las elecciones en cada uno de los países. Los cinco países de América Latina son, por orden de calendario, El Salvador, Panamá, Bolivia, Argentina y Uruguay. Ecuador y Colombia tendrán elecciones locales. En Europa, Ucrania, Parlamento Europeo, España, Dinamarca y Polonia. Y en Asia, en la India.
América Latina El Salvador. Habrá elecciones presidenciales el 3 de febrero. Se elegirán el Presidente y el Vicepresidente, por un periodo de cinco años,…

Sánchez, Rajoy, el PNV y…. España

A Pedro Sánchez le salió bien la moción de censura… sin pensarlo. Lo dijo su número dos José Luis Ábalos: “no esperábamos que la moción de censura terminara en esto”. Por lo tanto, es normal que Sánchez tarde un poco en hacer gobierno, pues no estaba preparado.
Por la misma razón, porque ganó sin pensarlo, no hay “pactos secretos” con los independentistas catalanes, ni con Podemos. Estos le dieron un cheque en blanco a cambio de echar a Mariano Rajoy del poder y abrir diálogos. Pero diálogos no son promesas. ¿Fue un cheque el banco? Casi. Salvo con el PNV: puso dos condiciones principales: mantener los presupuestos (que suponen inversiones de 540 millones de euros para el País Vasco) y no convocar elecciones de inmediato (miedo a Ciudadanos), y además consiguieron ser llamados “aliados preferentes” por Pedro Sánchez.

El pánico de Ciudadanos –ya lo hemos dicho varias veces—es que se vuelva al bipartidismo, con alternancias de gobierno del PSOE y del PP y con el apoyo de las minorías …