Ir al contenido principal

Trump y Kim Jong-un, Singapur será el centro del mundo

(es.aleteia.org) Salvador Aragonés

La entrevista entre Donald Trump y Kim Jong-un ha sido un producto de un gran despliegue diplomático a nivel mundial este año 2018

Estos días todos los ojos del mundo están puestos sobre Singapur, donde el martes día 12 se reunirán el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un. Se trata ni más ni menos que de llegar a un acuerdo para desnuclearizar a Corea del Norte, y a cambio este tenga un reconocimiento de país normalizado a nivel internacional y destine sus presupuestos armamentísticos a mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos.
Mucho se ha hecho desde el primer anuncio de la cumbre de Singapur. La Casa Blanca ha tenido que escuchar, en sucesivas visitas presidenciales, a sus aliados en la zona del Pacífico, Corea del Sur y Japón, y también a Rusia y China.
Por ejemplo, Donald Trump conoce perfectamente las necesidades y objetivos de Corea del Sur y tiene como objetivo final la reunificación de Corea. Y ahora conoce las necesidades de Japón, tras entrevistarse en Washington con el primer ministro del país nipón, Shinzo Abe. Este ha pedido a Trump que en las negociaciones consiga un acuerdo para que se cierre todo el arsenal nuclear de Corea del Norte, y no solo la parte de los mísiles de largo alcance, sino también los de corto alcance. Asimismo, solicita la liberación de los prisioneros japoneses en manos de Pyongyang.
Las expectativas creadas en torno a la Cumbre de Singapur no pueden hacer pensar que será el final del conflicto entre Corea del Norte y los Estados Unidos, sino que solo el primer paso,aunque se espera importante. Las otras dos grandes potencias, China y Rusia, fronterizas con Corea del Norte, apoyan esta desnuclearización de la Península de Corea, porque significa un gran paso para la paz en el Pacífico y el Asia del Este.
Y en esta línea también han mantenido contactos al más alto nivel, China y Estados Unidos (Trump y Xi Jimping), China y Corea del Corte (Xi Jimping y Kim Jong-un), Rusia y China (Xi Jimping y Vladimir Putin), Rusia con Corea del Norte y China, Japón con Estados Unidos (Abe y Trump), y Corea del Sur con Corea del Norte (Kim Jong-un y Moon Jae-in) y con Estados Unidos (Trump con Moon).
La desnuclearización de Corea del Norte no solo es demandada por las grandes potencias, sino por la misma sociedad civil, entre las que se encuentran las confesiones religiosas, de modo particular la Santa Sede, que por boca del papa Francisco ha invocado la paz en repetidas ocasiones para la Península de Corea y la reunificación de los dos coreas.

Rusia

Ahora empieza a prepararse otra cumbre entre los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de los Estados Unidos, Donald Trump. La agenda está un poco verde todavía, a pesar de que algunos pensaban que podía celebrarse con motivo del Campeonato Mundial de Fútbol, en Moscú, pero ya no hay tiempo. Dentro de esta agenda Trump no puede olvidar que está el Rusiagate, o sea la interferencia de los rusos en las elecciones presidenciales norteamericanas.
Las actuales relaciones entre Rusia y Estados Unidos están tan bajas casi como en tiempos de la guerra fría, y todo el mundo espera que esta cumbre sirva para allanar el diálogo diplomático entre las dos potencias. De momento, Estados Unidos quiere (cumbre de Ottawa) que Rusia vuelva al grupo del G7 de los países más desarrollados del mundo. Ciertamente que el problema esencial para Rusia son las sanciones económicas no solo de los Estados Unidos, sino también de Europa, pero las posiciones de Washington y Bruselas se han suavizado bastante en las últimas semanas.
Por esta causa, Europa deberá buscar otro tipo de relaciones con Moscú sin contar con los Estados Unidos. Ya el presidente del Consejo de Europa, Donald Tusk,pensando también en la guerra comercial arancelaria planteada por Trump, afirma que “con amigos como Donald Trump, no hace falta tener enemigos”. También escribió un artículo-carta a Trump en el New York Times diciendo que en Europa “hay gente que busca lazos más estrechos con Rusia y con China como alternativa al orden existente”.
Donald Trump ha decidido abandonar antes de tiempo la cumbre del G-7 (los países más desarrollados del mundo occidental: USA, Japón, Canadá, Alemania, Francia, Italia y Gran Bretaña), que se celebra este fin de semana en Ottawa (Canadá). Trump abandonó esta cumbre del G7 precisamente cuando iba a tratar los temas del medio ambiente. Según el portavoz de la Casa Blanca, el presidente Trump quiere estar cuanto antes en Singapur, donde el martes tiene la cumbre con Kim Jong-un, pero los países europeos lo han visto como una excusa.
En efecto, la reunión que entre el Premier canadiense, Justin Trudeau, y el presidente francés, Emmanuel Macron, no ha gustado a Donald Trump que ha enviado unos tuits ante las veladas críticas que estos dos países hicieron a la política proteccionista de los Estados Unidos y su decisión de poner aranceles. Así pues, la guerra comercial va a ser otro de los puntos álgidos en el panorama político internacional en los próximos meses.

Comentarios

entradas populares

El acoso al papa Francisco

El papa Francisco está recibiendo desde hace un tiempo un acoso muy fuerte que procede en gran parte de dentro de la Iglesia misma, aunque no están exentas algunas autoridades civiles disconformes con su pontificado.
En efecto, el Papa ha defendido la Creación, la Tierra, de los abusos que recibe (ecología) por parte de gobiernos, empresas y personas; ha defendido a la familia nada menos que en dos sínodos mundiales. Ha decretado “tolerancia cero” ante los abusos sexuales por parte de sacerdotes y eclesiásticos tras los escándalos de Estados Unidos, Irlanda, Chile, Australia y algún otro país en los últimos 70 años, pidiendo perdón y calificándolos de “crimen horrendo”. A destacar que la inmensa mayoría de los escándalos son por homosexualidad, a juzgar por las víctimas que son de sexo masculino (por lo tanto, el problema no es el celibato).
También el papa Francisco ha puesto en orden el Banco del Vaticano (el IOR) y ha enviado sacerdotes de la Curia de Roma a sus diócesis, aplicand…

En las 11 elecciones del 2019 ¿habrá tantos cambios como en 2018 en el mundo?

En el año 2019 habrá 11 elecciones en otros tantos países, de los cuales 5 son de América Latina. Y cabe preguntarse ¿habrá tantos cambios como se produjeron el año 2018 como en Brasil y México? No cuentan las elecciones de Cuba y Venezuela que parece se celebran para que todo siga igual. Hoy, en los albores del año 2019, no podemos predecir los resultados y solo señalaremos lo que dicen las encuestas. Buena parte de estas elecciones se celebran, además, en otoño y de aquí a otoño pueden pasar muchas cosas y romper las encuestas.
Vamos a ver las elecciones en cada uno de los países. Los cinco países de América Latina son, por orden de calendario, El Salvador, Panamá, Bolivia, Argentina y Uruguay. Ecuador y Colombia tendrán elecciones locales. En Europa, Ucrania, Parlamento Europeo, España, Dinamarca y Polonia. Y en Asia, en la India.
América Latina El Salvador. Habrá elecciones presidenciales el 3 de febrero. Se elegirán el Presidente y el Vicepresidente, por un periodo de cinco años,…

Sánchez, Rajoy, el PNV y…. España

A Pedro Sánchez le salió bien la moción de censura… sin pensarlo. Lo dijo su número dos José Luis Ábalos: “no esperábamos que la moción de censura terminara en esto”. Por lo tanto, es normal que Sánchez tarde un poco en hacer gobierno, pues no estaba preparado.
Por la misma razón, porque ganó sin pensarlo, no hay “pactos secretos” con los independentistas catalanes, ni con Podemos. Estos le dieron un cheque en blanco a cambio de echar a Mariano Rajoy del poder y abrir diálogos. Pero diálogos no son promesas. ¿Fue un cheque el banco? Casi. Salvo con el PNV: puso dos condiciones principales: mantener los presupuestos (que suponen inversiones de 540 millones de euros para el País Vasco) y no convocar elecciones de inmediato (miedo a Ciudadanos), y además consiguieron ser llamados “aliados preferentes” por Pedro Sánchez.

El pánico de Ciudadanos –ya lo hemos dicho varias veces—es que se vuelva al bipartidismo, con alternancias de gobierno del PSOE y del PP y con el apoyo de las minorías …